Escolaridad Vs. Matrimonio

Por: Eugenia Correa, el 01 de diciembre de 2010, 04:13 AM
Una de mis mejores amigas también es una de las mujeres más preparadas que conozco a nivel educativo. Cerca ya de terminar su doctorado, ella dice que entre más pasa el tiempo menos hombres interesantes encuentra. Mientras que muchas nos estamos ya casando, ella sale con unos y con otros pero no ha encontrado uno que la complemente.
Según las estadísticas la razón es muy clara.
 
Un estudio hecho y publicado por la Universidad de Harvard, reveló que las mujeres que mayor nivel de estudios logran son menos proclives a casarse, al menos en América Latina. El estudio es realmente interesante pues no existía un documento de esta profundidad que ofreciera estadísticas y analizara el estado de la mujer, el matrimonio y finalmente la familia en América Latina. 

Titulado “La escolaridad no puede comprar el amor: Matrimonio, trabajo y la brecha educativa entre géneros en Latinoamérica” (“Schooling Can’t Buy Me Love”: Marriage, Work, and the Gender Education Gap in Latin America”) este estudio encontró lo siguiente: 

1.- Entre mayor grado de estudios logran las mujeres menor es su probabilidad de casarse. 
2.- Es más probable que las mujeres en América Latina se casen con un hombre con menor grado de estudios que ellas, comparado con las mujeres en otros países del mundo. 
3.- Cuando una mujer se casa con un hombre con menor grado de estudios que ella es más probable que trabaje que si se casa con un hombre con igual o mayor grado de estudios que ella. 

Además, se menciona un factor muy importante, en la mayoría de los países de Latinoamérica, excepto en México y Bolivia, cada vez son mayoría las mujeres que van a la escuela y alcanzan mayor grado de estudios, mientras que son los hombres quienes se están quedando con un rezago educativo, conocíamos esta tendencia a nivel mundial pero no sabíamos de cierto si aplicaba para América Latina.

¿Esto significará que cada día habrá menos matrimonios? A lo mejor sea así o quizá simplemente ocurra que las estructuras familiares que conocemos hasta ahora continuarán transformándose. 

Aunque también es preocupante y habremos de preguntarnos qué está haciendo que menos hombres estudien o que lo hagan durante menos años, es obvio que las mujeres latinoamericanas estamos en la búsqueda de mayor empoderamiento tanto personal como profesional y social y que esto a los hombres les está costando mayor trabajo aceptarlo que en otros países. Según los autores las mujeres que más estudian no se casan pues no encuentran una pareja con el mismo grado de preparación (lo que implica muchas cosas como gustos, relaciones, etc) que acepte su poder y les permita desarrollarse profesionalmente, por lo que prefieren estar sin pareja.
 
Todo esto supone retos interesantes para el entramado social de nuestros países y habremos de enfrentarlos buscando mayor igualdad y siempre mayor nivel educativo para todos. Será importante la igualdad para tratar que las mujeres no sintamos que tenemos que elegir entre educación o matrimonio, me parece que si se mira así sería terriblemente dañino para todas. 

Y tú, ¿crees que las mujeres más educadas se alejan del altar? ¿conoces a alguien que está en esta situación? ¿Por qué piensas que esto está sucediendo?

1 comentarios:

Felix dijo...

Muy interesante entrada. Felicidades

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.